Scifiworld

Annihilation

el  Martes, 13 March 2018 10:43 Escrito por 

Garland se tira de cabeza a una piscina... vacía.

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: Annihilation
  • Año: 2018
  • Director: Alex Garland
  • Guión: Alex Garland, Jeff Van derMeer
  • Reparto: Natalie Portman, Oscar Isaac, Jennifer Jason Leigh, Gina Rodríguez
  • Duración: 115 minutos

En un futuro cercano sin determinar, un meteorito surgido del espacio exterior (¿podría venir desde la amenazante Galaxia de Andrómeda, quizás?) impacta en un faro del Parque Nacional de Blackwater. Dicho evento, produce una onda expansiva que crece lenta pero imparablemente. Este "resplandor" engulle y muta todo el ADN con el que se topa, clonando y mezclando códigos genéticos de diferentes especies. Por si esto fuera poco, en esta cúpula alienígena las leyes de la Física y del Tiempo tal y como la Humanidad las conoce no parecen respetar los cánones establecidos.

Tras doce misiones de exploración fallidas la doctora Ventress, responsable final de la investigación del suceso extraterrestre, decide capitanear una nueva expedición casi a la desesperada, cuyo objetivo final será alcanzar esa zona cero. Con ella irán cuatro mujeres que han dejado atrás pérdidas personales y emocionales devastadoras. No tienen ya casi nada que perder, salvo la vida propia. ¿Qué encontrarán en el Área X?. Y, a diferencia de las anteriores incursiones, ¿podrán volver para poder contarlo?.

¿Interesantes premisas, verdad?.

Promocionada a bombo y platillo como una nueva y afortunada revisión de la mejor "hard science fiction", la película de Alex Garland es, en realidad, un despropósito mayúsculo. Que Paramount estuviera tan remisa a estrenarla en cines ya daba malas sensaciones. La major se escudó en que "el público no estaba preparado para asimilar las profundas propuestas que se plantean en el filme" y no veía recuperable los 40 millones de dólares que costó la producción (en serio, ¿40?. ¿Pero en dónde los han metido?). Pero no hay problema que Netflix no pueda solucionar y la compañía californiana paga 50 millones por la exclusiva global para su servicio de streaming. Y todos tan contentos.

Salvo los que queríamos ver aquello que nos prometieron.

Con cada vez menos frecuencia, el Cine nos ofrece guiones originales. Y no es excusa el decir que ya casi todo está "inventado", por que si algo bueno tiene la ciencia ficción es que es por definición propia, el género en el que cabe prácticamente cualquier historia. El gran "cajón de sastre". Por eso cuando en 2014 nos topamos con la refrescante historia de Ex_Machina anotamos el nombre de Garland como el de un cineasta a seguir muy de cerca, con el anhelo de incluirlo en el selecto club de los autores con un universo propio y exclusivo. (Léase los Nolan, Villeneuve, Gilliam, Proyas, Scott... que pueden decepcionar en alguna ocasión sí, pero que esperas con interés cada uno de sus nuevos proyectos).

El tiro en el pié que se da Garland no es tanto por la adaptación que realiza (junto al autor) de la novela homónima, si no más bien por el pobre discurso que propone y su escaso brío cinematográfico. Si vas a contar una historia ya vista en un sinfín de títulos, ofrece algo diferente, inusual. La propuesta del director ya la hemos visto en el Stalker (1979) de Tarkovsky. La singladura por los angostos pantanos son un vácuo sucedaneo de ese oscuro viaje entre tinieblas conradianas; el descubrimiento de nuevas especies, sus posibles amenazas (la secuencia del oso mutante entrando en la casa, tendría que haber sido uno de los cénits emocionales) no inspiran la angustia que transmiten otros títulos como la más humilde Monsters (2010) o la desasosegante The Mist (2007). La imaginería de un mundo mutante, infectado, es un quiero y no puedo. No hay disimulo en plagiar los diseños conceptuales y artísticos que ya disfrutaramos en el 2013 con la obra maestra de Naughty Dogs, The Last of Us.

¿Qué nos queda si la película se nos antoja plana?. ¿Un trabajado estudio de los personajes?. Pues no, la verdad. Veo un intento fallido en emular el interesante mundo interior de la Dra. Louise Banks del Arrival (2016) de Villeneuve, en la piel de la bióloga Lena; y en la única ocasión que nos plantean la posibilidad de aplaudir un argumento severo, se diluyen en mojigatas deducciones sobre infidelidades y sus autodestructivas (según la psicóloga Ventress) consecuencias. Veo el guiño de Garland a esa lectura de Lena sobre la vida de Henrietta Lacks, pero ahí se para. No se atreve a plantearnos supuestos de calado intelectual, de cuestiones filosóficas, de teorías biomédicas que aún hoy en día no tienen explicación. En las decepcionantes novelas de Van derMeer, no se dan respuestas y en la película, tampoco. ¿En dónde está esa ciencia ficción "para adultos" que tan erróneamente han publicitado?. Y si estoy equivocado, ¿qué son entonces títulos como Interstellar (2014) o 2001: A Space Odyssey (1968)?.

Annihilation es un filme con un contenido simple, mediocre, que quiere jugar en la división de honor sin presentar los méritos suficientes. Ni siquiera en la técnica presenta credenciales distinguidas. Sorprende, para mal, que el excepcional trabajo de DNA Films para Ex_Machina se haya diluído en unas calidades propias de un telefilme de sobremesa para el título que hoy comentamos. Errores de bulto que van de la mano con otros de mera cuestión logística. Nuestras protagonistas se adentran en el Área X sin equipos anticontaminación, ni trajes de protección NBQ. Avanzan a pié, sin llevar vehículos anfibios semiblindados, como si el error de la tripulación del Alien: Covenant (2017) de Scott fuera digno de réplica. Y por si no tuviéramos de sobra, la presentación de la entidad alienígena, su intento de mimetismo y su suerte final nos lleva al sonrojante recuerdo de la fusión de mentes, energías y materia vistas en las diferentes versiones de Invasion of the Body Snatchers (1956 y 1978) o en The Lawnmower Man (1992).

Ignoro lo mucho o poco de metraje que se habrá quedado en la sala de montaje pero hay una evidente descompensación entre la presentación de los acontecimientos principales, el nudo argumental y el desenlace narrativo. En este último punto, el cineasta propone no ya un final lastimoso, si no dos consecutivos. Si la disputa terminal de Lena frente a su mutación se desmorona como un castillo de naipes, la traca última se la reserva para mostrarnos un abrazo entre el no-Kane y la ¿no-Lena?, ¿con iridiscentes reflejos oculares?. ¡Menudo colofón!.

Sólo faltaba que lo señalara y gritase como hacía Donald Sutherland con Veronica Cartwright.

El Guerrero Mandingo

Genuflexor Imperial en La Estrella de la Muerte y fagocitador audiovisual inmisericorde.

Y además...

48.jpg

99

Scifiworld #99

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

info@scifiworld.es

Copyright © 2005 - 2018 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..